Parador de Cardona

El Parador de Cardona, mandado construir por Wifredo el Velloso, se ubica en un castillo del siglo IX y cuenta con una altiva torre así como de una iglesia románica. Su situación proporciona una excepcional panorámica de la ciudad y de las fértiles tierras bañadas por el río Cardoner. Hospedarse en este romántico hotel representa todo un viaje a través del tiempo.

Se trata de un hotel que rebosa encanto gracias a sus techos abovedados, paredes de piedra, lujosos tejidos y mobiliario, los cuales contribuyen a su ambientación medieval. Algunas habitaciones del hotel presentan el encanto de las camas con dosel. Fosos, torres, murallas y elementos góticos se unen a una decoración en la que predomina el confort y un mobiliario medieval de inspiración catalana.

Su restaurante incide en la cocina local catalana disponiendo de un espectacular comedor medieval que ofrece platos como la tarrina de berenjenas con manitas de cerdo, los surtidos de embutidos, la paletilla de cordero a la brasa y, como especialidad, las patatas enmascaradas.

Leave a reply

Your email address will not be published.